sábado, 2 de abril de 2016

Reseña: Heir of Fire (Throne of Glass #3), Sarah J. Maas

Hola lectores! Sé que hace una eternidad que no escribo, pero aquí estoy de vuelta con una reseña...
¡Heredera de Fuego!

Heir of Fire


Autor:
Sarah J. Maas

Sinopsis:
¿Reina o traidora?
Tan solo ella puede decidir.
Consumida por la culpabilidad y la ira, Celaena no se siente capaz de derramar sangre en nombre del rey de Adarlan.
Debe contraatacar...
La Reina Inmortal la ayudará a destruir al rey, pero por un precio.
Sin embargo, mientras Celaena afronta sus más oscuros recuerdos y su corazón se rompe por un amor que no podría durar,
¿Será capaz de cumplir el trato y dirigir la poderosa corte de Terrasen?
¿Y quién luchará a su lado?


¡CAUTION!¡Esta reseña puede contener spoilers!
¡Que libro más bueno!¡Demasiado!
Cuando terminé corona de Medianoche, el segundo libro, comencé imediatamente con este, porque me dejó con mucha intriga acerca de Aelin, Celaena... 
Supongo que quienes han leído el libro se sienten así también. 
El caso es que comencé con Heir of Fire y... no pasaba nada
No sé. 
Era como soso. 
Así que lo dejé aparcado durante un tiempo, y ahora he vuelto a retomar la saga, y esta vez sí que me ha atrapado. 
Tanto que me terminé el libro en 3 días, simplemente no lo podía soltar, era A-D-I-C-T-I-V-O.

Comenzamos con Celaena/Aelin, Campeona del Rey. 
Ella toma un barco en dirección a Wendlyn, donde está el único reino que no apoya al rey de Adarlan. Se supone que tiene que matar a la família real, sobretodo al príncipe heredero, pero ella no puede, no está dispuesta a matar por el hombre que masacró su reino y su família así que decide ir a buscar respuestas a la corte de Maeve, su tía y un hada immortal bastante peligrosa. 
Un hada de la corte, Rowan, es el encargado de irla a buscar para llevarlo al palacio de la Reina. Cuando llegan, Maeve hace un trato con Celaena: ella quiere que la asesina deje atrás su falsa identidad, que se transforme en Aelin y que reclame su reino. A cambio, ella podrá obtener todas las respuestas acerca de las llaves del Wyrd que quiera y así poder destruir el Rey de Adarlan. 
Celaena acepta el trato, pero tiene que hacer una gran cantidad de ejercicios para volver a recuperar su forma de hada y poder desatar la magia que lleva dentro. 
Rowan se encargaría de ello. 
Y convirtió la vida de Aelin en un infierno, la verdad sea dicha. 
Mientras Celaena entrenaba, al otro lado del océano, en el Reino de Adarlan, seguía estando Chaol y Dorian. Su relación se había enfriado, mucho, a causa de Celaena, principalmente, y más ahora que Chaol la había enviado sin motivo alguno a Wendlyn. El Capitán se está preparando para irse a Annielle, el reino de su padre, como parte del trato para enviar a Celaena fuera. 
No me gusta que la relación de Celaena y Chaol se haya roto, me gustaban mucho... ellos eran perfectos juntos. 

Todo cambia cuando Aedion, el general más letal del rey, primo de Aelin Galanthynus, hace una inesperada visita a palacio. Aedion es considerado un traidor, porque ha matado a mucha gente de Terrasen bajo órdenes del rey, pero poco a poco Chaol va descubriendo que tras sus movimientos hay una estrategia rebelde para derrotar al Rey. Ambos hacen un trato, y comparten información acerca de Aelin, la situación en el reino, el Rey de Adarlan, y las Llaves del Wyrd. 
Dorian por su parte comienza a sentir cosas por Sorscha, una curandera de palacio que lleva enamorada de él cinco años. Comienzan una relación muy bonita, la verdad sea dicha. Sorcha ayuda a Dorian con su magia, intenta controlarla, y me alegro de que por fin haya olvidado a Celaena.
Por último tenemos unas escenas que no habían aparecido antes: las brujas. Unas brujas mortíferas, sanguinarias, letales.
Manon Blackbeack es la heredera de su clan, que está en manos de su abuela. De los tres aquelarres de brujas que hay (Yellowlegs, Blueblood y Blackbeacki), las Blackbeack son las más disciplinadas de todas. Un día, Manon es llamada por su abuela, y se reúnen con el aquelarre. Su abuela les explica que el Rey está dispuesto a cederles dragones heráldicos a cambio de que luchen en su lado. Luego los podrían usar para masacrar las poblaciones de Crochan (brujas enemigas) que las exiliaron de sus tierras siglos antes.
Y de esta forma tenemos 3 historias en un libro, lo que hace que sea mucho más entretenido, pues la autora sabía muy bien en que momento abandonar una historia y saltar a la otra. El hecho de que esté narrada por diversos personajes enriquece la lectura, sin duda, y podemos saber también que piensan los personajes, que han evolucionado mucho:
Celaena Sardothien, o mejor dicho, Aelin , llamó mi atención. 
Es la protagonista perfecta. Toma sus decisiones bien, y no es una damisela en apuros. Ella es valiente, salvaje, y a pesar de que sea un poco suicida, cosa que me suele sacar de quicio, me gusta mucho y creo que evoluciona muy positivamente a lo largo de las tres novelas. Al principio ella era una simple marioneta del rey, con un nombre falso... ahora ha aceptado su verdadera identidad de reina. 
Luego tenemos a Chaol y Dorian, aunque su participación fue más bien secundaria. Me gustan también los dos, y hasta tuve miedo por Chaol porque pensaba que Rowan acabaría con Celaena. 
Me alegro de que no fuera así. 
Creo que, al igual que Celaena, han evolucionado mucho a lo largo de la novela, y por fin se han dejado de lealtades y tonterías de estas, y han asumido que el rey es, simple y llanamente, un demonio en persona.
Y que hay que matarlo. 
Entiendo que Dorian hasta quiera defenderlo, porque al fin y al cabo es su padre... pero ¿Chaol? Lo suyo era una lealtad incondicional hacia el rey, todo era normas por aquí, normas por allá... Me recordaba a Alec Lightwood. 
Tenemos un personaje nuevo, Aedion Archyver.
Amo su personaje, en serio.
Es el primo de Aelin, es decir de Celaena. Cuando hubo aquella masacre en Terrasen, él y su familia estaban lejos, y no supo más de su querida prima, a quién protegia de forma incondicional. Al principio me llevé un disgusto con su personaje, pues daba la impresión de que no era "leal" a Terrasen. Además despierta las alarmas de Chaol y Dorian, que no entienden porqué está allí... y se presentó como un arrogante, creído y mujeriego. Aun así, ya lo dice el refrán, "las apariencias engañan..." Y sin duda, me terminó encantando su papel.

Otro personaje nuevo, Rowan Whitethorn, el hada que trabaja para la corte de Maeve. Es el encargado de entrenar a Celaena en el arte de la magia, la ayuda a controlar su fuego. En los primeros capítulos tengo que reconocer que lo odiaba.
Era un amargado sin personalidad que no hablaba ni a patadas, y si lo hacía era para insultar a Celaena y convertir su existencia en un infierno personal. Pero luego, poco a poco fue madurando -aunque un poquito tarde teniendo en cuenta que lleva siglos en la faz de la tierra- y pudimos ver el leal guerrero que es. Es mi personaje favorito, casi más que Celaena!



Y finalmente tenemos a Manon Blackbeak, bruja de las Trece, y heredera del clan. Es muy hermosa, fría, mortal y despiadada, pero sin duda uno de los mejores personajes de esta saga. 
Con sus dientes y uñas de hierro posiblemente es la bruja más letal y mortífera de todas las que encontramos cuando se reúnen los tres aquelarres (Blackbeak, Blueblood y Yellowlegs), pero con la manera en como terminó, me gustaría saber el papel que le dará la autora en Reina de las Sombras. 

Ahora, en el próximo libro, todo el mundo estará esperando a ver el retorno de Aelin... La verdad, estoy super ansiosa, necesito el libro YA! 

Para resumir... el libro está superbien. La saga, también, así que le recomiendo a cualquiera que lo lea, no lo dejen pasar, es demasiado bueno!!! 
CAUTION: LECTURA ADICTIVA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...